"En cada niño nace la humanidad". Jacinto Benavente.

Una invitación para compartir reflexiones sobre el desarrollo infantil.

Educar es una tarea que nos ocupa a todos, más que una tarea, es una responsabilidad y un deber ,que nos compromete a todos los adultos en nuestras relaciones con l@s niñ@s, independientemente de la relación social que nos una a ell@s.Somos totalmente responsables de brindar a toda la población infantil las condiciones materiales para su crecimiento y desarrollo sano, pero también somos responsables de educarlos respondiendo a las exigencias del momento histórico-social en el que se desenvuelven y crecen. Responder a las necesidades educativas de las nuevas generaciones en el ámbito de grandes transformaciones y cambios en todas las esferas de la vida ocurridos en cortos períodos de tiempo, es una de las razones que inspiran este espacio educativo. La urgencia es difundir y reflexionar sobre los temas que nos impulsan a estimular y activar el desarrollo potencial de l@s niñ@s desde las perspectivas más actualizadas de la Educación.

Les invito a acompañarnos en este aprendizaje!

Si te gusta nuestra página haz click en la sección "Me gusta la página", y comparte en nuestra sección "Nuestro Contacto" sus opiniones, preguntas y comentarios. Gracias!

Amado Alvarez

https://specialworker.blog/

Durante el primer año de vida es muy importante el estrecho vínculo afectivo que se establece entre el/la bebé y su madre, incluso desde el momento de la vida intrauterina, ya este vínculo está formado. 

Muchos son los factores que unen al bebé con su madre desde el momento del nacimiento: la voz de su progenitora, la cual es capaz de percibir desde su vida fetal, el olor y temperatura de la piel de su madre desde el primer contacto físico al nacer, el agradable  contacto de sus pieles al estar en brazos de mamá y sentirse protegido, además de la intensa conexión que ocurre cuando el bebé comienza a succionar, a lactar , a alimentarse del pecho de su madre.